Noticias, Cancun

Urge CEFIM a proteger a niños contra la trata

IQCANCUN 25 SEP.- Es urgente brindar herramientas a niños, niñas, adolescentes y adultos que dignifiquen a la persona humana, pues el convertir a la persona en un objeto,  de uso y desuso, ha dado pie a delitos como el tráfico y  la trata de personas, denunciaron expertos que participaron en el IX Congreso de la Mujer CEFIM, “La Cultura de la Vida y la Paz empieza en la Familia”.

Desde la familia se debe construir y proteger a niños, adolescentes y adultos, pero “hemos encontrado casos en donde es el punto donde se destruye”, dijo la subdirectora de Atención y Protección a la Infancia y la Juventud del DIF Quintana Roo, Norma Salazar Rivera.

Al inaugurar el Congreso de la Mujer, en representación del DIF Quintana Roo y en presencia de la directora del Centro de Estudios para la Mujer  (CEFIM-Quintana Roo),  Patricia López Mancera; el delegado federal de la STPS, Enoel Isaías Mora y del presidente de la Comisión de Turismo del Ayuntamiento de Benito Juárez, Julián Aguilar, llamó a “prevenir desde el seno familiar, denunciar y no quedarse callados ante un problema de trata y evitar ser cómplices de un problema que atenta en contra de la persona”.

Ahí, Antonio García Triñaqui, de la Academia Nacional Mexicana de Bioética, subrayó que prevalecen corrientes que niegan la dignidad humana y que por lo tanto convierten a la persona –mujer, niño, niña- en un objeto, lo que no sólo daña a las personas, sino que da pie a delitos como la trata de personas.

“Si no reconozco la dignidad de la persona humana, la trato como objeto sexual y como objeto de uso y desuso”, dijo.

Subrayó que existen varias corrientes ideológicas e incluso se usan justificaciones legales y de derecho para negar la dignidad humana como la cultura “ligth” donde se hacen a un lado los valores sólidos, lo que trae como consecuencia soledad, apariencias e insatisfacciones.

Otra corriente, abundó Gracia Triñaqui es el hedonismo, donde se subraya la búsqueda del placer por el placer. “En la era de la tecnología y de la comunicación, los adolescentes y los jóvenes reciben un bombardeo de mensajes donde les dicen disfruta la vida, dale rienda a tus sentidos, pero eso sí, usa condón y se les engaña asegurando que es 99% seguro”.

Empero, agregó,  de acuerdo a la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) el índice de falla del condón es de más del 46 por ciento, además de que hay más de 33 enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el SIDA.

Un tercer elemento, abundó, es la cultura de muerte, “donde se justifica cualquier cosa para dar muerte a un ser humano. Un mundo donde una madre puede decidir matar a su hijo al abortarlo y donde el hijo puede matar legalmente a su padre con la eutanasia”.

Es decir, agregó, estas corrientes ponen a la madre contra sus hijos y a los hijos contra los padres, cuando la familia debería ser uno de los senos de mayor protección entre sus miembros.

Al impartir el taller de prevención de trata de personas “Campos de Mudan”, Norma Salazar  Rivera, subrayó que la trata de personas es el tercer negocio del crimen organizado que más ganancias deja  les deja.

La trata, abundó, es una forma de violencia extrema. Un delito que implica la violación de los derechos a la libertad, la vida, la dignidad, la seguridad y la integridad de las personas. En el que se recurre al uso de la fuerza u otras formas de coacción, el rapto, el fraude, el engaño, e abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión, recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona.

Con la proyección de la película Campos de Mudan llamó a la conciencia de la existencia de este problema  en cuya red participan muchas personas y donde es necesario saber diferenciar el tipo de delito que se comete.

Dio la bienvenida a la Reglamentación de la Ley Federal que se anunció ayer, donde se tomaron en cuenta observaciones hechas por 34 organizaciones de la sociedad civil y universidades de Quintana Roo.

Asimismo, dijo, se trataba con la procuraduría estatal y con ministerios públicos para calificar casos de trata como tales, pues existía el problema que se consideraba como delitos menores ya sea sustracción de menores o estrupo. “El delito de trata debe de ser denunciado y los responsables deben ser castigados” señaló.

Salazar Rivera detalló que a 15 años de seis años de que Cancún fuera  señalada en el estudio “Infancia Robada de Elena Azaola” como la segunda ciudad con mayor número de casos de este tipo, a la fecha se ha trabajado con acciones.

Así, en 2001  se realizó el primer Encuentro de Protección Infantil, Quintana Roo fue el primer estado de la República en firmar en 2005 el código de conducta; se lanzó la campaña “Corazón Azul” y se firmó e implementó el programa “10 por la infancia” en coordinación con UNICEF.

También podría gustarte
error: Content is protected !!