Por cadáveres en tráilers, separan de su cargo al fiscal de Jalisco

IQCANCÚN 20 SEPTIEMBRE 2018.- El gobernador Aristóteles Sandoval separó del cargo al fiscal general de Jalisco, Raúl Sánchez Jiménez, tres días después de que hiciera lo mismo con el director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), Luis Octavio Cotero Bernal.

La razón se debió a que un tráiler rentado por la Fiscalía General del Estado, salió del IJCF, con 273 cadáveres apilados -se había dicho que eran 157-, desde finales de agosto, y deambuló por los municipios de Tlaquepaque, Tlajomulco y Guadalajara, hasta que regresó al patio del instituto en Tonalá.

El gobierno estatal dio a conocer esta noche que además hay otro contenedor refrigerado de tráiler que no ha sido movido de los patios del IJCF, el cual contiene 49 cadáveres más, mientras que 122 cuerpos están bien resguardados en los descansos refrigerados del organismo, para totalizar 444 personas que fueron asesinadas y cuyos cuerpos no han sido reclamados.

A estas personas habría que sumar otros 200 cuerpos inhumados en un terreno donado por el ayuntamiento de Tonalá, que tampoco han sido reclamados por familiares o conocidos, lo que haría crecer la cifra hasta 644 personas que permanecen en calidad de no identificados desde que en 2014 por prohibición legal se dejó de cremar cadáveres en Jalisco.

Sandoval anunció que este jueves acudirá al IJCF, donde invitó a los presidentes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González, y de la defensoría estatal, Alfonso Hernández Barrón, para que lo acompañen y con total transparencia se aseguren “que este episodio de terror no se vuelva a repetir”. (LA JORNADA)

También podría gustarte
error: Content is protected !!