Partido Humanista, nueva opción de cambio

IQCANCÚN 10 NOV.- Cuando el nuevo Partido Humanista oficializó su registro ante la autoridad electoral el pasado 9 de julio, declaró ante el país su objetivo de convertirse en una opción política cimentada en los principios y derechos básicos de los ciudadanos para contrarrestar las fuerzas políticas imperantes.
Con el liderazgo de figuras que otrora transitaron en distintas tendencias políticas, conocedores de lo dulce y de lo agraz del medio tradicional y de los movimientos sociales, principalmente del campesino, la naciente agrupación habría conformado un bloque de seguidores convencidos de dar un renovado impulso a la agenda social, política y económica de México.
Han pasado casi cuatro meses desde entonces, y el Humanista en Quintana Roo, a través de su coordinador, Daniel Romero Gómez, dio cuenta del camino andado, de las razones y sinrazones que ponen en duda sus reales motivos, de los retos y objetivos alcanzados, y de los aún pendientes con miras a la próxima elección intermedia en 2015, de lo preparados que están para la contienda, de cómo afinan la estrategia para enfrentar a los partidos Goliats.
A la par con él responde Carlos Íñiguez; comentan, coinciden, complementan.
Hay excelentes expectativas sin visceralidades, dicen; tienen la fuerza de una hueste ciudadana comprometida, convencida, organizada. Casi listos, cumpliendo los tiempos y los trámites para, llegado el momento, entrar a la contienda electoral quintanarroense.

–¿Cómo y cuándo es tu llegada al partido?
Daniel Romero: Me invita Javier Eduardo López, presidente (nacional) del partido en julio del año pasado. Me planteó la concepción del Partido Humanista para contrarrestar las fuerzas políticas actuales, y acepté. Para apoyar la creación del partido se unieron tres distintos grupos: el de Nacho Irys Salomón, el de Javier Eduardo y el de Ricardo Espinoza; líderes del sector rural y dirigentes sindicales, cada uno con influencias en distintas partes de la República.

entrevista-dos

Con una combinación colorida de fundadores, el partido ve en su pluralidad una de sus mayores fortalezas. Por ejemplo: Ignacio Irys Salomón, es marxista y sindicalista campesino en Veracruz, en tanto que Javier Eduardo López es demócrata cristiano, ex panista y líder y productor de una agrupación de asociaciones incubadoras de negocios para emprendedores agrícolas del norte del país.

–Hay personajes del PRI y el PAN… ¿Son un partido de derecha? ¿Cuáles son las metas, los objetivos, las motivaciones?
Daniel Romero: Esa geometría política debió acabarse desde los ochentas. Te pregunto: ¿el problema de la seguridad es un problema de derecha o de izquierda? Es un problema social que hay que atacarlo pragmáticamente. ¿El problema de la educación es de izquierda o de la derecha? Ha habido estados en los que ya gobernó la izquierda y la derecha y otra vez la izquierda y la derecha, y no ha mejorado nada. Creo que la ideología de un partido no tiene que ver con sus efectos ante la sociedad y los resultados que muestre ante ella. Nosotros no entramos en ese juego de derecha e izquierda; somos un partido pragmático para detectar los grandes errores y atacarlos de raíz. Eso busca el partido, no demagogia.
Carlos Íñiguez: Tenemos como principal objetivo contrarrestar las fuerzas políticas a través de la parte humana. El enfoque del partido es cien por ciento humano; la dignidad de la persona, la búsqueda de un estatus para la mujer, para las persona de la tercera edad… Retomar lo que se ha perdido en la parte política que no tiene que ver con la lucha del poder por el poder, sino con el poder para servir.
En lo personal, me motiva devolverle algo al país de lo que nos da todos los días. El colaborar, ayudar a los mexicanos es como una forma de vida que lo aprendí de mi hogar, y creo firmemente que a través del Partido Humanista lo vamos a lograr.


Desde su nacimiento, el partido cuyo logotipo es un colibrí que vuela de derecha a izquierda sobre el eslogan “Participación y Prosperidad”, ha sido objeto de diversos cuestionamientos que lo sitúan a la sombra de los extremos de la política partidista. Se ha mencionado que serían un brazo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para actuar en las próximas elecciones y restar votos a la izquierda. También se ha dicho que son una facción para operar a favor del PAN, con un expresidente Felipe Calderón como líder tras bambalinas. Una artimaña que no sería nueva, pero que al igual que lo hiciera la cúpula nacional, los líderes locales desmienten tajantemente.

 entrevista-tres

— Se ha especulado mucho acerca de las reales motivaciones que tiene el partido… ¿Hay alguna otra motivación?
Carlos Iñiguez: Las fuerzas que logran unirnos para crear el partido no tienen ningún tinte con ningún líder que esté fuera del partido. Aquí no hay líderes ocultos. Tenemos muy claros nuestros liderazgos. Tenemos una mesa directiva bastante plural que abarca filosofías de derecha, de centro derecha, de izquierda. Somos un partido de frente, no tenemos una idea política cerrada ni cuadrada. Tenemos una gran visión de lo que necesita el país visto a través de los ojos de todas las tendencias, y nuestros líderes están a la vista de todos.
–En Quintana Roo se ha especulado con que el Humanista estaría ligado al expresidente municipal Gregorio Sánchez Martínez, y Daniel Romero, usted participó de su gobierno en la Dirección de Fiscalización…
Daniel Romero: Somos un partido que está abierto a recibir a sumar a personas o líderes de distintas tendencias. Gregorio Sánchez es mi amigo personal, pero te puedo asegurar que él no está entre nosotros de ninguna forma. Él hoy pertenece a un proyecto político distinto.
–Son un partido nuevo a muy poco de enfrentar un proceso muy importante en el estado, ¿Cuántos militantes suman en Quintana Roo?
Daniel Romero: Cuando iniciamos las asambleas en diciembre del año pasado, a enero de este año, teníamos 3 mil 100, al día de hoy tenemos 6 mil 500 afiliados en todo el estado. La gente que se nos ha acercado y ve en el Partido Humanista una verdadera opción para transformar lo malo de los partidos actuales.

entrevista-cuatro

–¿Cuál es la meta antes de las próximas elecciones federales de 2015?
Daniel Romero: –Afiliados no significa votos. Pero no tienen que ser soldados los que vayan a votar por nosotros, porque todo el mundo presume que tiene una cantidad estratosférica de afiliados, y cuando cruzan los padrones hay hasta muertos y gente de otros estados de la República. Nosotros queremos consensuar, esa es nuestra labor, así el número es infinito. Quisiéramos que la gente nos dé el beneficio de la duda. Aquí no hay políticos quemados o gente que haya trabajado en antes en esto, en el sentido pragmático. Estamos buscando personas que sean representantes del partido.
¿Cómo ven el panorama electoral para el partido? porque con base a la nueva ley electoral no van a poder hacer alianzas…
Carlos Iñiguez: No pensamos aliarnos con alguien que piense diferente a nosotros para lograr un objetivo numérico. Creemos que vamos a dar una gran sorpresa en el estado, sobre todo porque contamos con gente afiliada de corazón, no de número, no con desdén, no de intereses económicos, sino porque cree que es la forma de hacer un México y un Quintana Roo mejor.
–¿Cómo, siendo un partido nuevo, piensan contrarrestar la fuerza de los grandes partidos en el estado?
Daniel Romero: Con propuestas, con candidatos, con inteligencia. Nosotros no tenemos el dinero que tienen ellos, no tenemos una maquinaria así, pero tenemos una propuesta, tenemos muy claros los ideales del partido. Eso es lo que vamos a salir a decirles a las personas. Hoy los ciudadanos no están cerrados, hay mucha información y se dan cuenta de lo que les pasa. Basta ver el bolsillo y si está de acuerdo con el gobierno que tiene y la repercusión económica que tiene. Ya llevamos cerca de 80 aumentos de gasolina y eso te puede decir si el indicador del gobierno es correcto. Ya otra vez vienen aumentos a los prediales, menos subsidio a luz eléctrica y eso es un indicador de si estamos en el gobierno correcto, si hay políticas económicas correctas. Eso le vamos a comentar a la gente, que vea su entorno, si la seguridad está como quiere o si sus servicios públicos están como quieren.
 
–Hay gente a la que no le interesa la política y los partidos grandes tienen un voto duro. ¿Ustedes por quiénes van?
Carlos Iñiguez: Vamos por el ciudadano. Hay mucha apatía, mucho desprestigio de los políticos. La política es digna cuando los políticos son dignos y creo que parte de nuestro objetivo es revertir eso, y precisamente desde la perspectiva social hay puntos como la seguridad que están a la luz del día. Nos dan cifras que leemos en los periódicos que insultan la inteligencia de cualquier ciudadano que ha pasado por problemas de seguridad. Nos quieren incrementar los impuestos, pero no hay una propuesta para incrementar la economía. Quieren más impuestos para más seguridad… pues que le quiten la seguridad a los políticos que traen más que la que hay en las calles. El ciudadano no es apático, lo que pasa es que en la oferta política no hay nada atractivo y eso genera la apatía.
El Partido Humanista es, junto a Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y el Partido Encuentro Social (PES), una de las tres nuevas agrupaciones políticas que iniciaron funciones el 1 de agosto de este año. Para todos, el registro como partido oficial otorgado por el Instituto Nacional Electoral (INE) es condicionado a que en las próximas elecciones logren sumar al menos el 3 % del total de los votos. Aunque aún no poseen un padrón definitivo, para el Partido Humanista en Quintana Roo los números están a su favor, puesto que contarían con el respaldo de grupos sociales y empresariales que por ahora prefieren mantenerse fuera de escena.

entrevista-cinco

–¿Confían en que van a lograr el porcentaje mínimo de votación para mantener el registro de partido político?
Daniel Romero: Mucho más, y no es una respuesta apasionada. Realmente la oferta política que hay en el estado actualmente es muy pobre, nosotros queremos enriquecerla, y es ahí donde estamos trabajando. Por eso estamos confiados en lo que estamos haciendo, las personas que se nos han acercado, en los grupos que les da miedo salir a luz pública a declararse a favor del humanismo porque tienen miedo a represalias de los que están ahorita. Ellos en su momento saldrán a votar. La gente es inteligente, Hoy tienen que cuidar su trabajo, porque si salen a ponerse una bandera que no es la actual, pueden sufrir represalias, pero sabemos que están con nosotros. Son personas que ya tienen arraigo y creen en el partido, y es lo que nos motiva, y podemos decir ahorita que el registro lo vamos a mantener y vamos a ser un partido competitivo dentro de muy poco, a mediano plazo.
De todas las personas que trabajan con nosotros ninguna recibe un sueldo, es por convicción, porque además las prerrogativas del estado que son 74 mil pesos, que además no hemos recibido por cuestiones administrativas. Quienes trabajan con nosotros están amando esta filosofía, quieren que la política se vuelva más humana, no esas personas inalcanzables que después se vuelven los políticos.
Carlos Iñiguez: –Algo muy importante: todos nuestros liderazgos son compartidos, no tenemos un líder que vaya por su canal y los demás no, todos lo compartimos. Tenemos demasiados soldados y ningún general por el momento.
 
–En cuanto a posibles cuadros para postular a un escaño en San Lázaro ¿Ya tienen nombres?
Daniel Romero: Nosotros hemos platicado con personas que han mostrado interés en diputaciones federales; cuatro en Cancún, tres en Playa del Carmen y dos en Chetumal, que son los distritos electorales  federales. Estamos viendo sus perfiles y nosotros como órgano colegiado vemos quién es el que mejor nos representa, pero a final de cuentas el Consejo Nacional decidió que las candidaturas se definieran por una encuesta para que las personas que estuvieran mejor posicionadas, y sobre todo que cuenten con un real perfil humanista, que es lo que estamos buscando impulsar, que tengan una trayectoria limpia como empresario, como persona; un representante que le dé cabida a la sociedad.
Quisiera manejarte nombres, pero la verdad no quiero hacerlo porque no son los tiempos electorales y no quiero caer en un acto anticipado de campaña y, sobre todo, por cuidar las formas. Estas personas nos han pedido mucho de que cuidemos su imagen hasta que se puedan declarar humanistas y no tengan ningún problema ni represalia, porque creo que va a haber represalias.

Carlos Iñiguez: Y por otro lado, tenemos mucho cuidado de que estas personas no tengan vínculos con mafias, con carteles, con actos abusivos, con pederastas, con todo el universo que hoy por figura en el esquema. Estamos abiertos a internos y externos; no vamos a apoyar a alguien que luego rebote. Este es un tema crucial dentro de la elección de nuestros candidatos.
–¿Cuándo van a realizar estas encuestas?
Daniel Romero: –Este mes de noviembre empezaremos a registrar candidatos y será hasta enero del próximo año cuando ya tengamos definidos los candidatos. A finales de este mes tendremos una valoración de las personas que queremos impulsar.
–Y acerca de las perspectivas personales para contender en la elección…
Carlos Iñiguez: –En mi caso estoy enfocado a construir el partido. Hay personas, empresarios que tienen un mejor perfil en lo político actualmente y nosotros estamos básicamente fundando el partido. Nuestra función es hacer crecer el partido y hacerlo fuerte, volverlo un partido robusto, hacer estructura. Tajantemente de mi parte es un no, terminaré mis funciones a las que prometí dar mi cien por ciento y después, posiblemente, buscaré alguna candidatura

–¿Ni a una plurinominal?
Daniel Romero: En este momento, no. Las plurinominales, al final del día, las ponen los partidos con sus mejores hombres.

entrevista-seis

También podría gustarte