Los cañones de guerra/

Los cañones de guerra/

Opinión Pública y Debate/

Por Eduardo Benítez/

opinionpublicaydebate@gmail.com

 

En el mes de abril de 1519, Hernán Cortés recibió una Embajada del Emperador  Moctezuma, la cual estaba comandada por Teulitlilli. En esa ocasión fue la primera vez que Cortés utilizó a la Malintzin como traductora, la cual fue una eficaz arma estratégica para el conquistador, ya que se enteró de que vastas zonas del imperio Mexica estaban inconformes. Después de recibir de sus visitantes oro y regalos en cambio de cuentas de vidrio,  Cortés haciendo uso de ese extraordinario instinto para la guerra, decidió amarrar a sus comensales para que le llevaran un mensaje psicológico al Emperador Moctezuma, luego entonces, mandó soltar a los caballos, y tras disparar algunas piezas de artillería, los embajadores quedaron atónitos por el ruido y la furia con la que corrieron las bestias, algunos mexicas se desmayaron durante el evento, y otros se fueron atemorizados y convencidos de que Cortés era sobrehumano. Al llegar con Moctezuma le compartieron lo que habían vivido, le dijeron al Emperador Mexica que Cortés dominaban el fuego, el rayo y que animales como los venados les hacían caso.

Hace dos días, justo antes de la llegada del Gobernador Javier Corral de Chihuahua a la capital de la República, el Presidente Peña hizo tronar sus cañones; ya que se dio a conocer la noticia de que su gobierno había comprado a Estados Unidos 6 Misiles tipo RGM-84L Harpoon Block II, 23 Misiles Block II Rolling Airframe Missile y 6 Torpedos Ligeros MK 54 Mod. con un costo de 98,4 millones de dólares. Y la pregunta obligada es ¿contra quiénes usará el gobierno de EPN armas tácticas de ese tipo? ¿su continuada “guerra contra el narco” escalará para pelearse ahora con misiles? ó ¿para quién es el mensaje psicológico?, ¿para López Obrador y MORENA, para Corral por la investigación en contra de César Duarte y altos funcionarios del CEN del PRI como Alejandro Gutiérrez y Luis Vega Aguilar, contra la oposición, contra la población nacional anti Peña que ronda el 80%, contra sus aliados los árbitros electorales? Para los que podemos leer entre líneas, no podemos dejar pasar por alto este despliegue de fuerza propio de un dictador latinoamericano de los años sesenta.

El Presidente Ochoa del PRI, durante el debate del lunes con Loret de Mola afirmó que Meade “ganará las elecciones con más del 40% de los votos”. Este tipo de clarividencia sonó exactamente igual que el mensaje del usurpador Calderón, cuándo dijo que ganaría la presidencia “haiga sido, como haiga sido,”. Si a esto le sumamos la ley de seguridad interior impuesta aún en contra de la comunidad nacional e internacional; la violencia creciente y sistemática; la política de militarización del país; y la parcialidad de los árbitros electorales que no ven o no quieren investigar las carretadas y carretadas de dinero público y privado que es desviado elección tras elección, entonces podemos intuir que el fraude está listo para implementarse el día de la jornada electoral.

Sin embargo, será éste nuestro cruel destino, padecer gobiernos cínicos, ladrones y dictatoriales por décadas, sexenios tras sexenios, seremos espectadores pasivos ante lo inevitable, ante el fraude, ante la guerra disfrazada, no podemos hacer nada ante este neoporfirismo que ya se parece al de Díaz hasta en lo sanguinario, no solo en el despojo de la nación, sino en la coronación de una dictadura. La dictadura de Meade… Patrañas.

Hoy, al igual que en 1519, algunos mexicanos creen que el poder presidencial es sobrehumano. Que la TV tiene mucho poder y siempre impondrá a sus candidatos. Que no se puede hacer nada si se vuelven a robar las elecciones. Que la oligarquía en el poder volverá a imponerse de uno u otro modo. Que hagamos lo que hagamos es inevitable nuestro destino de ignorancia, pobreza y pseudo esclavitud. Que los mexicanos somos corruptos y que no se puede acabar con la corrupción. Y todo eso seguirá siendo así si lo seguimos desunidos y creyendo en lo mismo.

Por el contrario,  creo que la sociedad mexicana va a votar por la paz y castigará en las urnas al telegobierno, creo que las instituciones como el Congreso y el Poder Judicial entenderán que lo que representan esos misiles es la última oportunidad que tenemos como nación de restablecer la República y la democracia. Creo que es el fin de un régimen corrupto, ladrón y autoritario. Creo que los mexicanos sabremos imponernos con la paz ante la violencia de quienes buscan mantenerse en el poder con la guerra sucia. El gobierno tiene la razón de la fuerza, México, la fuerza de la razón.

También podría gustarte