Los amigos en el presupuesto

Opinión Pública y Debate

Por Néstor Eduardo

Hay una frase que encierra un gran significado dentro del argot de la clase política. Y es a través de la misma, que se puede analizar la dinámica del poder de la economía mexicana: “los amigos se reflejan en la nómina.” Esta frase, se convirtió, como dijera Jorge Carpizo, en una de las reglas no escritas del sistema político mexicano. Para los amigos, vivir fuera del presupuesto, es vivir en el error, por lo tanto, la élite del poder estableció sus usos, sus costumbres y sus tradiciones a modo de controlar afanosamente los recursos económicos del país a través del presupuesto de egresos de la federación. Por medio del presupuesto establecieron un sistema de lealtades orientado en castigar o premiar a los grupos políticos y empresariales afines al régimen, a la vez que se establecían también las líneas de mando y las principales y más cercanas lealtades de la camarilla política y empresarial amiga del presidente.

En suma, todo gobierno encierra en su proyecto de presupuesto, un mensaje político sobre sus prioridades, sus lealtades y sus pagos de factura a los grupos empresariales que impulsaron dicho gobierno. De modo que los ríos de dinero público fungen como el principal incentivo a los grupos de poder. Estableciendo una jerarquía que va del primer círculo del presidente, a los grupos empresariales y al último, al ciudadano común y corriente.

Para el presidente López Obrador, la direccionalidad de los recursos se aglutina en cuatro prioridades específicas: 1) combate a la pobreza, 2) disminución de la inseguridad pública 3) combate a la corrupción y 4) salvaguardar la estabilidad macroeconómica. No obstante el poco margen de maniobra por las proyecciones inerciales presupuestarias establecidas por el gasto corriente, lo que es evidente es el retorno al modelo neokeynesiano en la asignación de los dineros.

Como podemos ver, el nuevo gobierno está utilizando la vieja receta económica que tan buenos resultados dio durante el siglo pasado, disminución de impuestos, baja de tasa de interés, aumentos de la inversión en infraestructura, aumento o mejor dicho, aumento por reasignación del gasto público y disminución del déficit gubernamental.

Con ésta asignación presupuestaria se aplica una política económica expansionista, en oposición a la política económica cíclica, propia del modelo neoliberal de los últimos 6 sexenios. Con la cual se busca incrementar el consumo a como dé lugar. Los instrumentos utilizados son la política fiscal: al bajar los impuestos se busca ampliar el margen de consumo de la economía y fortalecer el mercado interno. Política crediticia: al disminuir la TIIE a través del BANXICO, se busca disminuir gradualmente los topes de las tasas de interés de los bancos y prestamistas para incentivar la inversión de las empresas. La política monetaria, al calcular un precio “conservadoramente” del petróleo, se garantiza un flujo constante de dólares que amorticen las reservas federales para el pago del principal (deuda pública), a la vez que garantiza una paridad equilibrada con una ligera devaluación del peso, la cual favorecerá las exportaciones nacionales. Y, con los aumentos salariales por encima de la inflación se favorece el incremento del mercado interno.

Esta fue la senda que ha tomado china en los últimos 20 años, aunado, por su puesto, a un conjunto de herramientas arancelarias proteccionistas. En suma, el gobierno se ha planteado el combate a la corrupción al separar categóricamente al gobierno de los grupos empresariales, por lo que esperemos que los amigos dejen de ser los altos funcionarios de los diferentes poderes públicos: ejecutivo, legislativo y sobretodo, judicial. Los nuevos amigos según las nuevas orientaciones presupuestarias serán los jóvenes y los adultos mayores (a través de los programas “Jóvenes construyendo el futuro” y “pensión universal para adultos mayores”). Al orientar el gasto público de manera directa a la población, lo cual no es un logro menor, se apuesta por destrabar la economía y consolidar un crecimiento superior al mediocre 2% de los últimos 36 años de ortodoxia neoliberal.

Correo: opinionpublicaydebate@gmail.com

También podría gustarte
error: Content is protected !!