López Obrador coincide con Peña en que recibirá un país más fuerte

IQCANCÚN 4 SEPTIEMBRE 2018.-  El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, coincidió con el actual mandatario, Enrique Peña Nieto, en que recibirá un país más fuerte que hace seis años “aunque con una gran crisis de pobreza e inseguridad”.

A su arribo al aeropuerto de Monterrey, Nuevo León, donde ya lo esperaba el gobernador Jaime Rodríguez Calderón para plantearle las necesidades más urgentes de la entidad, como abastecimiento de agua y mayor cantidad de recursos de fondos federales, López Obrador destacó que afortunadamente nuestro país no pasa por una crisis económica o financiera y hoy es más fuerte.

Además, de que la forma en que se ha desarrollado hasta este momento la transición en el gobierno ayuda mucho a que todo fluya con armonía, destacó en entrevista.

“Hay  problemas, es público, es notorio que hay una crisis en el país, pero también se ha logrado que la transición se esté dando en armonía, con estabilidad, no hay crisis política, no tenemos crisis financiera, no nos está pasando lo que desgraciadamente está pasando en Argentina; entonces, eso también hay que considerarlo, sí tenemos problemas graves, hay mucha pobreza, mucha inseguridad, mucha violencia, pero hay condiciones también porque hay ánimo de esperanza en la gente, de que las cosas van a mejorar y nosotros vamos a estar a la altura de las circunstancias”,  comentó al preguntarle si recibiría un México más fuerte como asentó el presidente de México al pronunciar su sexto mensaje de gobierno.

López Obrador aclaró que su papel como futuro presidente de México no es “juzgar a nadie, sino ver para adelante”, por lo que lo mejor para todos es la unión y no la pelea.

De esta forma, el presidente electo envió un mensaje muy preciso a los legisladores emanados de la coalición que los llevó al triunfo el pasado primero de julio en las urnas, a quienes solicitó “no humillar a nadie” y actuar con mucha responsabilidad durante la glosa del Sexto Informe de Gobierno.

Estoy haciendo una recomendación respetuosa a los legisladores de que, si van a llegar los secretarios del gobierno actual a comparecer, como lo establece la ley, se les cuestione, se les critique, pero con respeto, que no haya excesos y que mucho menos se humilde a nadie, se tiene que actuar con mucha responsabilidad y no perder el decoro porque no se puede actuar ya de esa manera sentenció el presidente electo.

Señaló que su movimiento y él durante muchos años fueron “opositores y fuertes, pero siempre hemos sido respetuosos” resaltó al conminar a los diputados y senadores a discutir con respeto, sin violencia verbal y “mucho menos humillar a nadie, que nadie salga de la cámara humillado, ofendido, vilipendiado, eso no, no” subrayó López Obrador.

 

EL BRONCO RECIBE A AMLO

Al término de su encuentro con los medios de comunicación, López Obrador conversó con el gobernador de Nuevo León, Rodríguez Calderón en una de las mesas de una conocida cadena de café norteamericana.

Al verse, ambos se abrazaron y se preguntaron ¿cómo les iba?

También descartaron que haya rencores por los dichos que se manifestaron durante la pasada campaña electoral.

En la plática con López Obrador, misma que no rebasó los 10 minutos, Rodríguez Calderón le planteó la crisis de agua que vive el estado y la necesidad de que Nuevo León, al ser uno de los Estados que más aporta a la Federación y al desarrollo del país, reciba un mejor trato en cuanto a recursos económicos se refiere.

Luego de esta charla, el presidente electo sostuvo una reunión con obispos, a la cual asistió con Alfonso Romo y César Yáñez y misma a la que prensa no fue convocada. (EXCÉLSIOR)

También podría gustarte
error: Content is protected !!