Jornada de aclaraciones/

El Minotauro/
Por: Nicolás Durán de la Sierra/
Con la indulgencia de El Minotauro, quien junto con Ariadna y la bella Marilyn está en lasciva búsqueda de la alegría tras la muerte de los escritores Grass y Galeano, esta non columna se dedicará a las aclaraciones. Luego de 231 entregas, siempre quedan cabos sueltos. Para comenzar por casa se aclara que, en señal de luto, los tres se refocilan en un amplio tálamo cubierto con satinadas sábanas negras y a media luz.
En lo formal, el duelo habría de extenderse por cuatro días con sus noches, pero es posible que la cubana no lo cumpla por completo, pues las mortales se fatigan pronto. Muy diferente de otros lares, en el dédalo es Marilyn la que debe recuperarse con cerveza, ostiones, camarones y demás bichos marinos de similar fealdad. ¿Acaso imagina el lector el hambre que debió padecer el primer humano que comió un asqueroso ostión?
Se aclara igual, para satisfacción de la pléyade de lectores adictos de la sílfide cubana que los favores de ésta no tienen por guía interés mercantil alguno; ni de niña jineteaba caballitos de madera. El único presente que ha recibido por sus afectos, y eso una vez, fueron unas gafas para sol Havana Brown de Dolce & Gabbana (152 dólares, by Boheme, en Key Biscayne, en Miami Beach, Flo.) y eran para regalárselas a una tía.
(Marilyn prefiere que no se divulgue que tiene una tía ciega que vive en Ciego de Ávila –centro de Cuba- por pura coherencia revolucionaria. Para ella son las lentes oscuras. Su tía es ciega con tanta fe en el socialismo que ni un milagro la haría ver de nuevo; mujer de una pieza, sin duda. La distinción de las gafas (D&G) le da un toque de elegancia cuando la pasean por la Plaza José Martí, antes, unos doscientos años, Plaza Alfonso III.)
Ya metidos en aclaraciones, en el número pasado de esta revista, en el cuerpo de la entrevista que se hiciera a Salvador Ramos Bustamante, en uno de los párrafos se lee “entonces se gestó una situación para bajarlo –al líder sindical- de la candidatura (al Senado) que ya tenía amarrada’. Candidatura por cierto, con que a la postre se quedó el propio Polanco, que fue senador de la República…”
Al respecto, Jorge Polanco Zapata precisa que al Senado se accede por tres vías con base los procedimientos entonces establecidos. “En mi caso particular, fue por mayoría relativa. Los sectores del PRI, partido en el que militaba en ese tiempo, se pronunciaron por mi persona para encabezar la fórmula como propietario, acompañado, en segundo término, también como propietario, por Salvador Ramos Bustamante.
“Después del pronunciamiento, sin compromiso para con mi candidatura, en la asamblea priista para la aprobación de la formula se decidió sustituir al señor Ramos Bustamante de la dupla por los escaños senatoriales y nombrar en su lugar al licenciado Esteban Maqueo Coral. Estas precisiones son útiles para disponer de una reseña completa y confiable de la historia política del Estado de Quintana Roo”.
Va otra aclaración: el pasado lunes, con una ceremonia en la explanada municipal, se conmemoró el XLV aniversario de la fundación de Cancún, aunque en el calendario de Fundadores de Cancún y d Pioneros de Cancún, pues la fundación oficial se dio el 10 de agosto de 1971 y no en la fecha de las asociaciones, que aducen que fue el 20 de abril de ese año cuando comenzó, en lo físico, la edificación de esta ciudad turística.
Con todo, las fiestas fueron amplias y tuvieron aceptación pública. Una de las metas de la celebración, al decir de Cynthia Santamaría, una de las organizadoras, es la de concientizar a la comunidad respecto de su propio pasado, sobre todo entre los jóvenes, para así poder generar en ella un sentido de propiedad, de arraigo a la ciudad. “Sólo se ama lo que se conoce y nosotros trabajamos en ese sentido”
Los festejos fueron organizados por las asociaciones, con sus propios recursos y con los que aportara la comunidad por medio de diversas actividades, y no por el Ayuntamiento Benito Juárez, el que al principio hasta se mostró renuente a participar alegando su sempiterna falta de recursos –dicen-, aunque al final decidió sumarse a las jornadas tratando de lucir medallas que no le corresponden.
Para la anécdota, a la fiesta oficial fueron convocados los ediles Francisco Alor y Juan Ignacio García Zalvidea, los dos de oscura memoria en la historia de la ciudad y, aunque no asistieron, fueron citados en el discurso Carlos Canabal Ruiz y el aleluyo Gregorio Sánchez Martínez, de oscura memoria también. La mitad de los alcaldes citados, al concluir sus mandatos, terminaron en prisión; los otros dos todavía no.
El trabajo de estas dos asociaciones es notable y positivo para la ciudad, pues el rescate de la memoria debe servir para diseñar un mejor futuro urbano. En celebraciones posteriores, para complementar los días de festejo, sería recomendable que se organizaran mesas de análisis en torno a los problemas que enfrenta Cancún, que son varios y tienden a agravarse. La memoria testimonial debe ser completa.
Un último tranco aclaratorio: por desgracia, muchas de las jocosas viñetas que se narran en esta columna, las que ilustran la sandez de notables de la panda oficial, empresarial y hasta eclesial son anécdotas, relatan episodios reales. Eso es lo que apena: no son chistes; ojalá lo fueran. El error diputadil al crear un huso horario para Quintan Roo para casarlo con el del Este norteamericano, fue enorme y risibles sus excusas.
Muchas de las pifias aquí relatadas rozan lo increíble, se antojan que nadie con algo en la sesera sería capaz de tal o cual declaración o de cometer tal o cual yerro, pero la realidad, como ya es lugar común decirlo, supera a la ficción. Grave es también el que los actores de los sainetes, soberbios, las más de las veces no notan siquiera sus disparates y de sus corifeos reciben sólo aplausos, que les va el empleo de por medio.
En privado, claro, festinan los dislates y filtran a la prensa y a las ‘redes sociales’ los rebuznos de sus jefes. ‘Fuego amigo’, le llama a esta práctica bajuna la grey pisaverde. Pero dejamos la finalidad de la aclaración, que es el de recalcar que en la columna no se inventa la zafiedad, sino que la refleja y la glosa con cierto humor, sí, pero con afán educativo y, of course, con inspiración en Jean Piaget y María Montessori.
Van dos nuevos y verídicos ejemplos de la local zafiedad. A principios de abril, algunos empresarios de Cozumel decidieron hacerse de varias toneladas de arena de los médanos de Punta Morena, al sureste costero, para mitigar la erosión en las playas de sus hoteles -en la isla se señala al Club Cozumel Caribe y al Costa del Sol-, lo que dio pie a justificadas protestas de grupos ecologistas. Se sustrajeron unos 500 metros cúbicos de arena.
Obligada por el público griterío, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente terció en el ajo y doña Carolina García Cañón, sagaz delegada federal apodada “la gallinita”, decidió que lo propio era clausurar la duna de Punta Morena. El mote lo ganó cuando, en el 2009, fue electa diputada federal por el Partido Verde y ya en su curul, dimitió en favor de Alfredo del Mazo, hoy su capo directo. Le ‘incubó’ la diputación, pues.
Ahora los solitarios médanos, en el sur isleño, alejados del casco urbano, lucen gallardos sus avisos de clausura. La arena está en el lado norte, pero eso es peccata minuta. Bueno fue que los pillos no robaron agua de mar, pues los letreros habrían sido puestos en boyas. ¿Se trata, acaso, de barroca invención? No. Ah, por cierto, si a los bribones de la Profepa quieren saber más del caso, busquen al “tuercas” entre los volqueteros locales.
Va otro caso, pero este más que de zafiedad es de cinismo e incluye a uno de nuestros favoritos: Pedro Pablo Elizondo, obispo de Quintana Roo y terror de los parques públicos de la ciudad. En su pasado mensaje dominical éste se alcanzó la puntada de decir que a la urbe ‘le falta corazón’ y que tal corazón debe ser la iglesia de Santa María del Mar, la que quiere ubicar en el Malecón Tajamar, porque andar con pobrezas, no
La dificultad es que el Fonatur le quiere vender el terreno, no donárselo y allí es donde chocan las espadas. El jefe de los Legionarios de Cristo, una de las órdenes más ricas del mundo, acusa que las autoridades le quieren vender el lote y no dar un corazón para Cancún -¡Ole!-, “un corazón que una a todos (los católicos) con el que todos estén orgullosos y afiance el sentido de identidad”, pontificó en sociológico arranque.
No es la primera ocasión que el prelado se da a la tarea de conseguirle “un corazón a Cancún”. El antecedente inmediato fue la intentona de expoliar el Ombligo Verde, pulmón urbano, en connivencia con el aleluyo Gregorio Sánchez Martínez, a la sazón alcalde, y si no lo lograron fue por la oposición legal de la comunidad. Con el apoyo de la Banda de la Sotana, el obispo se desquitó entonces invadiendo once parques de la ciudad.
Quizá lo que no colija el digno patrono de los ‘Millonarios de Cristo’ es que la burocracia en operación es tan rapaz como él, por lo que hablar de corazones y demás menudencias no los va a ablandar y mucho menos ahora que la curia anda rebelde y acusando al gobierno de corrupto y tonto, por ir a la síntesis. “No sé qué le tienen de miedo a la iglesia”, dijo en su mensaje dominical. No le temen, lo que pasa es que ya no son socios.
Bien pudieran comentarse otras aventuras de Pedro Pablo y sus secuaces ensotanados, o de las amaños de la simpática Carolina García y sus verdes cachanchanes, que es voz canaria y no gaucha; también podría hablarse de la importancia que ha cobrado para la línea aérea alemana Germanwings la salud mental de sus tripulaciones, pero resulta que la columna está al cierre y ya se aclaró todo lo que era menester aclarar. Abur.

También podría gustarte
error: Content is protected !!