Borge, justicia o gracia/

A Tiro de Piedra/

Borge, justicia o gracia/

A Tiro de Piedra/

Por Julian Santiesteban/

 

El proteccionismo federal, la incapacidad local y la laxitud normativa tienen al ex gobernador Roberto Borge Angulo, al borde de la libertad; matices hay muchos y discursos matizados aún más, esa es la realidad que parece pocos quieren señalar tal cual, pero así como el veracruzano Javier Duarte de Ochoa podrá salir libre en tres años, el quintanarroense parece seguir el mismo camino.

El juez sexto de distrito del Estado de México determinó este martes que debe reponerse el procedimiento que lo vinculó a proceso desde enero del presente año porque la autoridad que lo acusa no comprobó que las pruebas aportadas demuestren su culpabilidad; básicamente consistente en el nombramiento de la titular del IPAE, la cual utilizó a su vez sus atribuciones para transmitir la propiedad de 22 predios propiedad en ese entonces del gobierno estatal. No hay vinculación directa pues, aun cuando los predios fueron entregados incluso a familiares del ex gobernador. ¡Vaya fiasco!

Al tiempo que se daba a conocer esta información, a nivel local la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción emitió un comunicado en el que se dice “lista para cumplir las órdenes de aprehensión y con esto traerlo al estado –a Roberto Borge Angulo- para que comparezca por los tres procesos que se le investigan (SIC)”; si, la misma instancia que se ha quejado del proteccionismo del gobierno federal para con el imputado, que ha impedido que el mismo se presente siquiera a comparecer por las acusaciones; es decir, entre el dicho y el hecho, lo único claro es que el ex mandatario avanza hacia su libertad sin que autoridad alguna lo impida o logre fundamentar siquiera la gravedad de las acusaciones.

Para poner en perspectiva la situación real de Borge Angulo, es importante destacar que, el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, fue sentenciado a nueve años de prisión, luego de declararse culpable de los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa, pena que puede reducirse al cumplir la mitad de la sentencia, pero como el ex mandatario lleva un año y medio preso, en tres pudiera salir libre; pero a Borge Angulo el delito de lavado de dinero es justamente el que no se le ha comprobado, por lo que solamente sigue firme –y eso es relativo- el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita; y considerando que Roberto Borge fue detenido a finales de 2017 en Panama y extraditado en enero del presente, el tiempo ya pasado en prisión también se le descontará cuando sea finalmente sentenciado.

La audiencia en la que se determinarán finalmente los delitos por los que se le procesarán se realizará el próximo lunes 05 de noviembre; pero lo “blandengue” de las acusaciones hacen inferir que no se obtendrá una sentencia más severa que la de Duarte de Ochoa; lo cual ocurrirá a tres semanas de que Enrique Peña Nieto concluya su administración federal ¿obtendrá la “gracia” presidencial o la “justicia” laxa que permiten las leyes actuales? Para el caso da lo mismo.

Así, en lo local faltará, ciertamente, procesarlo por las tres órdenes de aprehensión en su contra por los delitos de aprovechamiento ilícito del poder, desempeño irregular de la función pública y peculado; pero esas acusaciones, que ya las hemos visto en sus ex colaboradores sujetos a proceso, no le impedirán regresar con tranquilidad a su casa.

COMENTARIO MORBOSO

Este martes, los once alcaldes quintanarroenses cumplieron un mes en el cargo, y todos se han debatido entre los conflictos internos y la intrascendencia pública. De norte a sur, los únicos que parecen haber encontrado el rumbo de sus respectivas gestiones son los alcaldes priístas y verdes, por irónico que resulte, Isla Mujeres, Puerto Morelos y Cozumel, mientras que en Benito Juárez y Solidaridad los “golpes bajo la mesa” no cesan, desde el regaño que hiciera Gastón Alegre a su otrora “protegida”, Mara Lezama Espinoza; hasta el enfrentamiento cada vez más abierto entre la solidarense Laura Beristain con el gobierno estatal.

Por cierto, que las alcaldesas de Solidaridad y Benito Juárez deberán dar muestras públicas del respaldo al partido que las llevó al poder, con el apoyo a la modificación del huso horario que han anunciado sus diputados federales; lo cual las pone entre la espada y la pared, pues los hoteleros de sus respectivos ayuntamientos son los que se oponen férreamente al cambio, aun cuando Beristain Navarrete lo apoyó siendo diputada local.

De los otros poco o nada se sabe, ni siquiera de Víctor Mass Tah, el único panista-perredista en municipios importantes económicamente hablando; la otra Sofía Alcocer en José María Morelos, ha hecho historia por ser la primera alcaldesa  en esa demarcación, pero poco se sabe y nada ha difundido en este periodo; y Felipe Carrillo Puerto con José Esquivel…bueno, baste decir que ya pidió al gobierno estatal que lo apoyen con dinero para los aguinaldos de su personal.

Bacalar y Lázaro Cárdenas no han emitido un solo comunicado en este tiempo, bueno, ni siquiera sesionaron cuando el Congreso estatal les envió la reforma constitucional que realizó para que manifestaran su aprobación o desaprobación; y en la capital, Othón P. Blanco, entre contingencias por los servicios públicos y la guerra abierta con sus regidores, Hernán Pastrana Pastrana, ayer, a un día de cumplirse el mes en el cargo, presentó apenas a sus directores en pleno; vaya estancamiento de la administración pública quintanarroense; como nunca antes. Ojalá nunca después vuelva a verse un escenario tan descompuesto, pero son cosas de la democracia, así se observa desde aquí, A tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

También podría gustarte
error: Content is protected !!