Las adicciones deben atenderse, no condenarse: Remberto Estrada

IQCANCÚN 6 DIC 2017.- Por los millones de visitantes que recibe cada año, Quintana Roo es una zona de riesgo en el tema de consumo; se encuentra por arriba del promedio nacional y en algunos casos, rebasa la media nacional por más de diez puntos como es el caso de la mariguana y el crack y, muy cerca, la cocaína, aseguró el Presidente Municipal Remberto Estrada Barba, al intervenir en la inauguración del 19º Congreso Internacional en Adicciones.

Ante el secretario de Salud federal, José Narro Robles; la fundadora de Centros de Integración Juvenil y Vicepresidenta Vitalicia del Patronato Nacional, Kena Moreno; y el gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, el Edil destacó que, en Quintana Roo, el consumo de mariguana es mayor que el del alcohol y el tabaco.

Las adicciones, dijo, constituyen un tema complejo de abordar, por los diferentes aspectos que comprenden, pero que demanda una atención prioritaria, por el número de niños y jóvenes que son afectados por esta problemática.

A pesar de las campañas de prevención y orientación, sigue elevado el número de jóvenes que son víctimas de las drogas o el alcohol, y cada vez se inician a más temprana edad. Uno de cada cuatro estudiantes en Quintana Roo consume sustancias.

Remberto Estrada destacó la tarea de los CIJ y de su directora general, Carmen Fernández Cáceres, que ha sido determinante para muchas mujeres y hombres jóvenes que han caído en el flagelo del consumo de sustancias tóxicas.

“La intervención de los CIJ ha permitido a muchas personas que habían caído en la adicción, retomar una vida sin dependencia, con esperanza y con deseos de seguir buscando sueños”.

Se trata, señaló, de una situación delicada, que amenaza a niñas, niños y jóvenes, por lo que la actual administración municipal impulsa programas de prevención en las escuelas, para difundir los efectos nocivos del consumo de sustancias en la salud física y mental.

Puntualizó, asimismo, que las adicciones es un tema de salud más que de seguridad; en paralelo a la coordinación con la federación y el estado para combatir el tráfico de drogas, hay una tarea para atender a las víctimas del consumo.

“Debemos evitar tener una sociedad, un estado, un país enfermo. Los CIJ son invaluables aliados en este objetivo, y esperamos que las conclusiones de este Congreso sean para el bien de la niñez y la juventud de todo el mundo”, finalizó.

También podría gustarte